Blog de Recursos y Habilidades

Comunicación y emociones: desarrollo de habilidades personales y profesionales.

LA QUÍMICA DEL AMOR.

¿Por qué nos enamoramos de una determinada persona y no de otra?

 ¿Qué le pasa a la química de nuestros sistemas y tejidos cuando nos ocurre algo, tan sencillo como maravilloso, que suele sucedernos a todos alguna vez en la vida:  ¡Enamorarnos!

 La química del amor es una expresión acertada para intentar explicar, desde el punto de vista biológico, las reacciones químicas que subyacen y motivan el mundo de sensaciones que se desencadena en nuestro cuerpo cuando nos enamoramos.

¿Qué pasa pues cuando encontramos a la persona deseada? Pues que se dispara una señal de alarma en nuestro cuerpo, entrando nuestro organismo en ebullición. De acuerdo con algunos investigadores, el amor equivale a una sobredosis hormonal, que es la que dispara las reacciones visibles y las sensaciones percibidas. A través del sistema nervioso, el hipotálamo – una glándula pequeñita en la base del cerebro – envía mensajes a diferentes sistemas del cuerpo, ordenando a las glándulas suprarrenales que aumenten inmediatamente la producción de adrenalina y noradrenalina – compuestos transmisores que comunican entre sí a las células nerviosas y a éstas con otros órganos-.

La adrenalina incrementa la presión sanguínea, acelera el ritmo cardíaco (130 pulsaciones por minuto) y hace que respiremos más pesadamente. La alta presión sanguínea provoca el síntoma de las palmas sudorosas y de los rubores de las primeras etapas del enamoramiento. La respiración más profunda lleva a oxigenar más el cuerpo, dándole más energía y provocando a veces una “sobredosis de oxígeno”, uno de esos momentos donde nos sentimos flotar ¿O era eso lo que llamábamos estar enamorados?

La existencia elevada de noradrenalina en el cuerpo provoca excitación sexual y una elevación del humor y hace que nos sintamos seguros y a gusto cuando compartimos momentos con la persona que consideramos especial.

El deseo sexual responde, primordialmente, a la testosterona, la hormona “masculina”. Esta hormona es de vital importancia tanto en los hombres como en las mujeres, pues los niveles altos de esta hormona van de la mano con la pulsión sexual. El cuerpo produce testosterona si nuestra mente conecta con la de otro en la sintonía del amor. Si te interesa, sigue leyendo…

EL Amor: nos condiciona y nos afecta tanto, pero conocemos muy poco de él.

"El Beso" de Gustav Klimt

El Amor es un fenómeno complejo y multifacético (intervienen muchas variables). La concepción que la gente tiene del amor es bastante compleja y diferente, puesto que no existe una delimitación clara entre amor y fenómenos semejantes.  Ferh y Rusell elaboraron una lista de 93 tipos de amor para conocer qué tipo de amor era más representativo, obteniendo los siguientes resultados:

  1. El amor más representativo es el maternal, seguido del amor paternal, la amistad, el amor de hermana y de hermano, el amor romántico, etc.
  2. Otros tipos de amor, como el apasionado, el sexual o el platónico, fueron considerados como amores menos prototípicos.

La clasificación de amor más conocida es la teoría triangular de Sternberg. Dicha teoría plantea tres dimensiones o componentes básicos en el amor:

            – Intimidad.                 – Pasión           .                      – Compromiso.

1.- Intimidad o Cariño: sentimiento de cercanía, unión y afecto hacia el otro, la preocupación por promover su bienestar, dar y recibir apoyo emocional y compartir las propias posesiones y la propia persona con el otro.  La intimidad consta de tres dimensiones:

1.1 La revelación mutua de información personal: no sólo de palabras, sino también compartiendo actividades con la otra persona.

1.2. Actitud profundamente favorable hacia el otro: se manifiesta en sentimientos positivos y de afecto, así como en la motivación de beneficiarle.

1.3 Comunicación de afecto: mediante actos verbales que expresan preocupación, atención, deseo de contacto físico o sexual.

2.- Pasión: estado de excitación mental y física, donde la atracción física y el deseo sexual son partes fundamentales de esta dimensión. También podemos definir la pasión amorosa como el conjunto de intensos sentimientos de atracción hacia la otra persona, que se caracteriza por la activación fisiológica  y el deseo de estar unida a ella en múltiples sentidos. Por otro lado, podemos, también, experimentar pasión hacia un hijo o hacia personas del mismo sexo sin que haya deseo sexual.

3.- Compromiso: decisión de que uno quiere a alguien (a corto plazo) y compromiso de mantener ese amor (a largo plazo). El compromiso es un componente del amor que suele darse conjuntamente con los otros dos (intimidad y pasión), pero también puede aparecer solo, por ejemplo, en relaciones largas cuando la pasión y la intimidad (cariño) han desaparecido y sólo queda la voluntad de permanecer en la relación o cuando los matrimonios son arreglados por las familias.

Tipos de amor según la teoría de Sternberg:

Cariño: sólo intimidad.

Amor vacío: sólo compromiso.

Encaprichamiento: sólo pasión.

Ama si quieres influir

Amor romántico: intimidad+ pasión.

Se da cuando los amantes se atraen tanto física como emocionalmente, pero ese sentimiento de unión y compenetración no va acompañado de compromiso. El amor romántico (Apasionado o Enamoramiento) es una de las formas de amor más extendidas en nuestra sociedad. Aunque el enamoramiento no parece suficiente para garantizar una relación feliz y estable, lo cierto es que en la cultura occidental está estrechamente vinculado con el matrimonio, sin embargo en otras culturas  en la que existe el matrimonio acordado, el enamoramiento  parece ser un ingrediente fundamental de la felicidad y satisfacción matrimonial.

Una de las formas de acercarnos a qué es exactamente el amor romántico consiste en preguntarles a las personas acerca de qué sienten, hacen o piensan  cuando están enamorados. Las respuestas son:

1.- Un estado cargado de emociones y excitación fisiológica: atracción, deseo sexual, celos, sentimientos negativos cuando el otro está ausente o no corresponde, excitación en general, etc.

2.- Un conjunto de pensamientos que se centran en la persona amada, preocuparse por ella, idealizarla, desear conocerla de forma profunda. Si te interesa, sigue leyendo…